Entrevista a Nada que Ver

Entrevista a Nada que Ver

Nada que Ver, desde Barcelona. Una banda con larga trayectoria, con dos álbumes grabados. 
 En 2013 ya se grababa nuestro primer álbum “Nada Que Ver” donde recordábamos todas nuestras canciones de los últimos años.

A partir de entonces combinamos el hacer una serie de conciertos durante el 2014 y 2015 para presentar nuestro primer disco, con ir componiendo de manera conjunta más temas de cara al segundo álbum.
 
En 2017, con 11 temas en la maleta, entrábamos a grabar nuestro segundo álbum a Estudi Trama de la mano de Enrique Lindo.
“Eterno”, con una duración de 53,08 plasma un trocito de cada miembro del grupo.
 
 

¿Cómo se formó el grupo?

Nada Que Ver se formó hará más de 10 años pero fue en 2012 que en la banda alcanzamos la estabilidad con las últimas incorporaciones al bajo y a la voz. Estabilidad en cuanto a componentes, que estabilidad psicológica nunca hemos tenido.

¿Cómo se eligió el nombre?

Hace tanto tiempo que mucho no nos acordamos… Cuenta la leyenda que la primera formación no quiso tener “nada que ver” con la banda que entonces se disolvió. Parece un chiste malo, pero nos da que más o menos fue así.

¿Cuál fue el primer disco que os gustó escuchar? ¿Y lo último que habéis escuchado?

Pues aquí la respuesta es bastante variada. Desde Beach Boys hasta Led Zeppelin pasando por Camilo Sesto y compañía. Obviamente Camilo Sesto es lo que seguimos escuchando a día de hoy junto a Foo Fighters, Plini, Zoo y un largo etc.

¿Qué es lo más raro/divertido o terrorífico que os ha pasado en un concierto vuestro?

Que al no llevar alfombra la batería acabe en primera línea del escenario, que medio público acabe subiendo a cantar con la banda, o tener al típico “tocaos una de los kiss” con algunas cervezas de más dando la vara. Esos serían algunos buenos ejemplos. Aburridos nunca estamos.

¿Desde cuándo sabéis que queréis tocar?

Joan nació con una guitarra en substitución del pan bajo el brazo. El resto en la adolescencia. A la que te cambia la voz tienes que callarte y coger un instrumento, no? Bueno, Marc de chiquitito ya tenía esa voz.

¿Erais afines a los gustos musicales de vuestros padres/hermanos mayores?

En algunos casos, la culpa de que hayamos salido así es por culpa de la familia. En otros, quizá tiramos por el rock para alejarnos de los gustos de nuestros padres. Mejor no dar nombres…

¿De qué manera pensáis que las RRSS actualmente influyen en la música hoy en día?

Antes para llegar al público necesitabas dinero o algún contacto en la industria discográfica. Hoy en día con las redes sociales tienes muchas más posibilidades de mostrar tu música, tus vídeos o lo que hagas. El postureo es el deporte del siglo XXI y no olvidemos que el dinero sigue mandando a la hora de llegar a más público, pero cuando te paras a pensar, esto de las RRSS y compartir lo que sea es lo mejor que le puede haber pasado a la música.

¿Quién o qué os inspira para crear vuestros temas?

A veces un par de acordes que alguien trae al local ya hace que tu cabeza empiece a pensar en una historia. Otras veces empiezas a escribir una letra que tiene que ver con algo que no te gusta de esta sociedad o por el contrario que te da buen rollo. Y en algunas ocasiones aparece la inspiración cuando tienes el papel higiénico delante…

¿Cómo os repartís la creación de temas nuevos?

Los temas se hacen entre todos. Si Tito o Marc traen alguna letra, el resto ponemos la música y cada uno aporta su rollete a la canción. Al final todo se puede retocar, letra y música.

¿En qué festival o en qué sala os gustaría tocar?

Nos gusta tocar ya sea en un gran festival o en una sala pequeña. Ante 300 personas o los 30 colegas disfrutamos como enanos en el escenario. Pero vamos, que si nos llaman para telonear a los Iron Maiden en el Rock Fest, pues no les haremos un feo, pobretes…

¿Una banda emergente o poco conocida por el público en general que os guste?

Hay bandas que tienen un directo brutal como Defacto o Mateolika con temazos que te motivan a más no poder. Ya tardáis en buscarlos por redes.

¿Qué opináis de los circuitos de música en directo en España?

Hay de todo. Desde grandes iniciativas para festivales que brindan muchas oportunidades y locales que se lo curran donde se pueden hacer buenos conciertos, hasta lugares donde abusan a la hora de poner “condiciones” para poder tocar allí. De estos últimos hablamos un poquito en nuestro tema “Puticlub Musical”.

¿Sois unos clásicos y escucháis vinilos o CD o estáis “streamingtizados”?

Poner un disco siempre está bien y lo seguimos haciendo pero también es verdad que por comodidad acabas acudiendo al streaming. ¡La música se escucha allá donde vas! 

¿Con qué grupo o artista os gustaría tocar o grabar? 

En nuestro último disco tenemos una colaboración con Irene Chao que pone voz a “No quiero ser como tu” y en varios directos hemos contado con varias colaboraciones. Nos ha molado tanto la experiencia que hace poco hablábamos de ampliar esta opción. No contaremos más que no queremos hacer spoilers…

¿En qué estudio os gustaría grabar un disco? ¿algún productor que os motive?

Enrique Lindo de Estudi Trama es parte de la familia y de seguro que para próximos temas volveremos allí. Es demasiado bueno para alejarse de él.

También queremos probar un par de estudios y encontrar sonidos diferentes para según qué canciones que estamos preparando. Nos atrae mucho la idea de trabajar temas grabados con diversos puntos de vista.

¿Próximos planes del grupo?

Después de estar en 2018 mostrando en concierto nuestro “Eterno”, llevamos unas semanas encerrados en el local para componer nuevos temas. Teníamos varios medio-temas en el tintero y nos apetecía mucho trabajarlos. Aunque ya tenemos fechas cerradas este año, nuestra idea es alternar los conciertos con entrar a estudio a grabar lo nuevo que vaya saliendo. ¿Quién dijo que no se podía hacer todo a la vez?

 

Muchas gracias a Nada que Ver