Entrevista – Anatomize Project

Anatomize

Entrevista – Anatomize Project

Anatomize es un proyecto musical creado por el compositor, arreglista, instrumentista y vocalista Ramón Romero Hernández e inspirado en una gran variedad de géneros como el progresivo, la música clásica, el jazz, las vanguardias y la electrónica. 

Ramón fundó este proyecto a finales de 2017 con la idea de tener libertad creativa y dotar de personalidad propia a cada composición, sin intentar clasificarse por defecto en alguna categoría. Aunque el rock progresivo es la principal influencia del proyecto, no es la única. Se trabaja, además, con diferentes instrumentos, pasando por bajos, guitarras, piano, sintetizadores, batería, percusión indeterminada, instrumentos de láminas, mandolinas, melódicas, armónicas, cotidiáfonos y ocasionalmente incluyendo instrumentos de viento y cuerda frotada

¿Cómo se formó el grupo? ¿Cómo se eligió el nombre?

RAMÓN: Bueno, yo formé este proyecto con un primer propósito: tener libertad creativa. En 2017 yo me encontraba tocando en varias bandas que me gustaban mucho, pero también necesitaba salir de vez en cuando del criterio de composición que estas agrupaciones tenían. Durante mucho tiempo quise dedicarme a hacer las composiciones que me gustaran, sin etiquetas, simplemente quería tocar y componer lo que me llamaba. Por ese motivo fundé Anatomize, ya que las composiciones no suelen ser convencionales y a menudo tienen largos desarrollos. Era mi espacio, mi rinconcito, en el que podía componer cualquier locura que se me ocurriese sin preocuparme por géneros, tipos de composición, instrumentos que se pudieran o debieran usar o los comentarios de la gente. Nació de una necesidad de sacar lo que tenía (y sigo teniendo) por el mero hecho de hacer música.

El nombre Anatomize se me ocurrió por tres motivos: 1) me parecía que sonaba contundente, además de poseer un aura muy científica (como se nota al compartir un sufijo al final con verbos con significados técnicos o especializados), 2) tenía la esencia del proyecto, ya que uno de sus significados es el de analizar , desglosar (una forma fundamental que tengo de componer es mediante partituras que van progresando en bloques y van rompiendo estructuras clásicas, dando el resultado de puzzles musicales que iba analizando) y 3) su segunda acepción es la de disecar (rescaté varias composiciones que tenía escritas desde hace mucho tiempo y que no vieron la luz jamás por alejarse demasiado de los géneros que practicaba con las bandas y, por lo tanto, en ese momento estaban disecadas ). Básicamente es por esos tres motivos, un poco curiosos, pero bueno, me dio por ahí (risas).

Tras pasar un año y llevarlo completamente solo, empecé a querer enseñar estas composiciones a los demás, y eso me llevó a tratar de adaptar el formato al directo, por lo que me rodeé de músicos de confianza, viejos amigos, que además tenían experiencia en géneros fusión para que me ayudaran a llevarlo a cabo. Carmen está aquí desde el principio y actualmente sigue militando en la banda; Alberto se incorporó muy poco después y a Edu y a Sergio los encontré un poco más tarde, después de verlos tocar en otros proyectos. Todos ellos me impresionaron, así que los elegí. Por motivos laborales, Edu y Sergio tuvieron que abandonar la formación y en la actualidad Javi ocupa el rol de Sergio (de hecho, ambos tenían un grupo en común) e Irene (violinista de Túa) ocupa el rol de Edu. A todos ellos también tengo que sumar a Ernesto, nuestro técnico y para mí el sexto miembro.

¿Cuál fue el primer disco que os gustó escuchar? ¿Y lo último que habéis escuchado?

RAMÓN: Creo que en mi caso, fue el With the Beatles , el segundo disco de The

Beatles. El primer CD que compré, me fascinaba el estilo que tenían. Con el tiempo me fui abriendo a mucha música diferente y las tres bandas que más me impactaron fueron Supertramp, King Crimson y Rush; todas ellas son un referente y me han influenciado muchísimo, pero se puede decir que escucho de todo y soy un melómano empedernido. El último disco que he estado escuchando recientemente es el Rock Island , de Jethro Tull, un CD bastante infravalorado de la banda, y el Immigrance , de Snarky Puppy, el último trabajo de dicho grupo por ahora, que es espectacular.

JAVI: Mmm, no estoy seguro, pero el primer disco que yo recuerdo que compré fue Tr3s Lunas, de Mike Oldfield. Me encantaban las atmósferas y las melodías. Estaba también influenciado por mi padre, que ya lo escuchaba tiempo atrás; hasta tenemos en casa el Tubular Bells en vinilo (risas). Lo último a lo que he pegado la oreja ha sido el Vol. 2 , de Sungazer.

¿Cuáles son vuestros músicos preferidos que puedan definir un poco el estilo musical del grupo?

RAMÓN: Veamos, Geddy Lee de Rush me ha influenciado muchísimo; he bebido mucho de él a la hora de tocar el bajo. Otro que también me parece increíble es Brian May, de Queen, que es de mis guitarristas favoritos. Todos los músicos que han pasado por King Crimson o Gentle Giant también. De músicos clásicos me han influenciado mucho Beethoven, Bartok, Stravinsky, Tárrega o Fernando Sor, entre otros, aunque hay muchísimos. Del terreno más moderno, me encanta el estilo y las interpretaciones de Amaya López-Carromero, vocalista, pianista, compositora y fundadora de Maud the Moth y The Aristocrats me parecen unos monstruos. Y mi última referencia es Kynga Glynk, esa mujer es una bestia parda como bajista.

¿Qué es lo más raro/divertido o terrorífico que os ha pasado en un concierto?

RAMÓN: Pues el año pasado hice una gira con una banda y en el primer concierto, en Valencia, solo vinieron unas ocho o nueve personas. Ese concierto me enseñó que no somos nadie, pero bueno, tiramos con el show y tocamos para nueve personas y me lo pasé bien. Al final hay que tratar de pasárselo igual de bien cuando hay ocho personas que cuando hay ochenta mil, siempre que se pueda.

¿Desde cuándo sabéis que queréis tocar?

RAMÓN: Aquí voy a ser breve, (qué novedad, risas), yo desde siempre. Mi padre me puso de pequeño un concierto de Paul McCartney cuando tenía cuatro años y me cuenta que me quedé embobado viendo la pantalla, así que ya se imaginó que yo saldría por ahí.

JAVI: En casa siempre ha habido músicos, era de esperar. Pero, aunque ya tocaba desde bien pequeño, no fue hasta los 16 o así que empecé a disfrutar mucho más de la música a través de la teoría y la composición.

Cuándo erais más jóvenes ¿Qué tipo de música os gustaba escuchar?

RAMÓN: Siempre he estado muy influenciado por el progresivo; empecé a escuchar el género desde adolescente y no he parado. De hecho, el género progresivo es la principal influencia del proyecto, aunque hay muchísimas más. De pequeño estuve también mamando del rock clásico, me metí bastante de lleno. Escucho actualmente, además de todo esto, bastante de géneros fusión, música clásica (especialmente romántica, que es mi favorita), electrónica (sobre todo la de los 70 y 80), jazz clásico y moderno también, heavy metal (sobre todo inglés) y algo de funk.

Recientemente también me he interesado en la música oriental, aunque todavía me falta muchísimo para dominarla, pero poco a poco (risas); la música hindú me gusta. Siempre intento no olvidarme de los géneros que escuchaba de pequeño, pero al mismo tiempo intento ampliar cada vez más mi espectro sonoro porque me gusta la música de todo tipo.

JAVI: En realidad un poco lo mismo que ahora: cualquier cosa que me resulte interesante (risas). Sí que es verdad que poco a poco ese interés se ha volcado sobre todo en cualquier cosa que tenga que ver con el progresivo.

¿Erais afines a los gustos musicales de vuestros padres/hermanos mayores?

RAMÓN: Sobre todo a los de mi padre. Él escuchaba mucho a Creedence Clearwater Revival, The Beatles, Blondie, Tangerine Dream y a cantautores españoles como Joan Manuel Serrat o Joaquín Sabina. Disfruto de la música que todos ellos hacen.

JAVI: En algunas cosas sí y en otras no. Imagino que como en todas las casas.

¿Os imaginabais antes el veros como estáis aquí y ahora?

RAMÓN: Yo sí me lo imaginaba, pero jamás pensé que lo lograría. La verdad es que ha sido un camino muy largo y sé que aún queda más de la mitad del recorrido, así que procuro tomármelo con filosofía y con calma. Con poder vivir medianamente de lo que me gusta ya es suficiente para sentirme orgulloso y agradecido; a partir de ahí voy a intentar siempre ir hacia arriba, ya que esta profesión me sigue enamorando a día de hoy y cuanto más tiempo pueda pasar dedicándome a ella y no a otro trabajo va a ser mejor, sobre todo para mi salud (risas). Doy las gracias a todo el mundo que me apoya en esto.

¿De qué manera pensáis que las RRSS actualmente influyen en la música hoy en día?

RAMÓN: Para que la música llegue a la gente, se necesita promoción. La promoción de hoy en día se basa fuertemente en las redes sociales. Hoy en día es casi obligatorio tenerlas, encima que son gratis… Pues habrá que hacérselas. Yo no soy un experto en manejarlas pero voy aprendiendo cada día un poquito. Creo que tiene su parte buena y su parte mala. La buena es que te puede conocer cualquier persona de cualquier parte del mundo y por ahí puedes encontrar un público; la mala es que todo el mundo puede comentar y el hate que les puede caer a los artistas por cosas injustificadas es mayúsculo. Entonces me parece una herramienta que hay que conocer, simplemente y, sobre todo, usarla con cuidado. Creo que es útil separar el perfil profesional y el personal en las redes.

Recomendadnos una peli/serie o un libro/cómic:

RAMÓN: Recomiendo ver las pelis de los Hermanos Marx, todo el equipo que las desarrolla es excelente. Sé que son muy antiguas, pero es que son de mis favoritas (risas). De Alfred Hitchcock, Con la muerte en los talones (North By Northwest ) me gusta muchísimo y la saga de Alien también. Del entorno más inmediato, Joker de Todd Phillips está muy conseguida y The Hateful Eight (Los odiosos ocho ) de Tarantino me impactó mucho cuando la vi; me parece mejor que la última, Once Upon a Time in Hollywood .

Con libros yo me tengo que ir a 1984 de Orwell, La Fundación de Asimov, La oveja negra y demás fábulas de Monterroso y obras de teatro como Esperando a Godot de Samuel Beckett. De series, pues Modern Family la recomiendo, una de las grandes comedias de los últimos años, The Midnight Gospel me parece una burrada, súper filosófica, y una de las últimas que vi fue Sex Education, que me gustó, es una derivación inglesa de las series de adolescentes enfocadas en las inseguridades sexuales, pero también con una fuerte crítica social hacia el machismo, racismo, homofobia y xenofobia. Esas son algunas de mis recomendaciones.

JAVI: Si os gusta la música y la ciencia, no os podéis perder el libro El Jazz de la Física, de Stephon Alexander.

¿Qué o quién os inspira para crear vuestros temas?

RAMÓN: Pues frecuentemente me baso en vivencias personales: ideas, pensamientos que me preocupan (que a veces tienen sentido y a veces no), alguna anécdota curiosa, etc. Ocasionalmente también escribo sobre otras personas pero sobre todo me gusta ser sincero conmigo mismo y abrirlo a los demás. Es lo bueno de la música, puedes convertir algo negativo en algo positivo y que la gente se sienta identificada. No he escrito muchos temas optimistas, la verdad, pero bueno, alguno tengo. Veo más terapéutico expulsar los sentimientos negativos, luego uno se queda a gusto y encima la gente lo entiende, así que ¿qué más quiero? (risas).

¿Cómo os repartís la creación de temas nuevos?

RAMÓN: Generalmente compongo en solitario, sobre todo para este proyecto.

Suelo trabajar ideas que ya tengo de antes y que surgen de imprevisto o bien empiezo a crear también cosas en el momento, ya sea con programa de partituras o con un instrumento en mano. Es decir, me pasan las dos cosas: unas veces me llega la inspiración y otras veces la busco. Durante la mayoría del tiempo compongo de forma bastante técnica y no suelo dejar cosas al azar para nada, mientras que en otras ocasiones sí que dejo que todo surja: depende mucho también del tipo de tema que sea, aunque generalmente siempre suelo tener alguna idea anticipada antes de ponerme. Cuando tengo ya el tema con estructura formada y con los arreglos buscados se lo enseño al resto y conforme lo van tocando ellos van cambiando algunos arreglos o lo mejoran: su contribución siempre es positiva y por eso también quiero dejarles que ellos se familiaricen con el tema y si no les gusta algo, que propongan y se cambia, y casi siempre ellos lo cambian para mejor. Este método suele funcionar bastante bien.

Anatomize¿En qué festival o en qué sala os gustaría tocar?

RAMÓN: Me gustaría ir a La Riviera en Madrid, la madre de todas las salas de conciertos para mí, aunque para que podamos llenarla todavía falta (risas). De festivales, pues el Be Prog de Barcelona, el Sonorama, y había uno que se llamaba Sonicarte que no sé qué ha pasado con él pero estaba súper bien. Igualmente, cualquier festival me vale.

¿Último concierto que habéis visto?

RAMÓN: Con el nuevo coronavirus el tema de los conciertos ha sido muy difícil, así que no he ido a muchos últimamente. Por suerte, creo que en un futuro no muy lejano esto cambiará y podremos volver a disfrutar de nuestros artistas favoritos en el escenario. El último concierto al que fui de una banda grande fue el de Snarky Puppy en La Mar de Músicas. Decir que lo petaron se queda corto (risas), Alberto estuvo conmigo y lo pasamos en grande.

¿Una banda emergente española o poco conocida por el público en general que os guste?

RAMÓN: Buah, puedo decir un montón, de hecho, voy a nombrar unas cuantas: en primer lugar, tengo que nombrar las bandas en las que estoy ahora. Old Coin es un grupo con el que llevo tocando mucho tiempo ya y los músicos son colegas míos desde siempre; AR5 es el grupo que lleva Alberto, con un estilo fusión súper interesante y centrado en los instrumentos percusivos y también tengo que nombrar al cantautor Sergio Vellido, con el que tengo el placer de colaborar extensivamente.

También menciono a mi antigua banda In-Pulses, en la que Carmen ahora mismo se encuentra. Aparte de estos, nombraré otras bandas que se han ganado mi corazón y mis oídos por su profesionalidad, que son: Pleyel, Le Mur, Elure, Noah Histeria, Kai Mars, Quía!, The Clods Band, Bones of Minerva, el músico y técnico Alberto García, Munmira, Shadows Theory y The Unwritten (estas tres últimas están disueltas ya pero merece la pena echarles una escucha porque eran geniales).

 

¿Qué opináis de los circuitos de música en directo en España?

CARMEN: Si bien depende en gran medida del estilo de música que toque cada grupo, lo cierto es que resultan bastante cerrados al principio, especialmente para grupos emergentes que buscan abrirse un pequeño hueco en la escena musical española. Tocar tanto en festivales, salas, eventos o proyectos musicales fuera del ámbito local más cercano (y a cuenta de vaciar bolsillos) al principio resulta casi imposible, pero la clave está en no rendirse. Quizá hoy el estilo predominante de la escena musical española sean el pop rock o el indie, pero lo cierto es que sería un gran honor lograr llegar lejos con una apuesta más arriesgada por nuestra cuenta propia ya que el mérito es mayor y de este modo nuestros seguidores acaban siendo más fieles: no dependen de una moda pasajera sino que nos acompañan en nuestro camino desde el corazón.

ALBERTO: Aún estamos a la espera de poder investigarlos a fondo. No obstante, abrirse camino en ellos no es fácil, así como tampoco lo es abrirse camino en cualquier circuito del ámbito de la cultura. No porque los circuitos en sí te lo pongan difícil, sino porque, en general, es un proceso largo y costoso. Mi impresión es que cada género o estilo musical tiene su propio circuito dadas sus características y hay que saber muy bien cómo entrar en él, ya que ninguno es fácilmente accesible para bandas noveles. Del mismo modo hay estilos que tienen más presencia en unos países que en otros por lo que aquí, en España, no todos los estilos gozan de un circuito verdaderamente amplio. No obstante, Ramón, como líder de Anatomize, está haciendo una labor estupenda de consolidación de este proyecto y poco a poco iremos traspasando fronteras.

¿Qué música escucháis cuando vais de gira?

RAMÓN: Parte de mi repertorio de música cuando he estado de gira son los artistas que ya he mencionado, pero por decir algunos más, mucho Toro Y Moi, mucho Bruno Mars, y por supuesto mucho metal prog (Tool, Dream Theater, Meshuggah), y también electrónica moderna (Metronomy, Justice, etc). También escucho bastante a Mike Oldfield. Pero vamos, cualquier cosa mientras me guste es bienvenida.

¿Sois unos clásicos y escucháis vinilos o CD o estáis “streamingtizados”?

RAMÓN: Soy más bien clásico, sigo comprando CDs y aún tengo un reproductor de música. Me gustan los discos y soy muy fan del formato y no tengo intención de parar de comprar discos. Sin embargo, también tengo que reconocer que por streaming se pueden encontrar a más artistas que ya no publican discos, sino singles, o a aquellos cuyos álbumes no están disponibles aquí en España, o lo que sea. A todos esos artistas sí los escucho con el internet o el móvil. Así que se podría decir que soy un mix, aunque tiro más para lo clásico.

JAVI: Pro- streaming totalmente (risas), si bien es cierto que suelo comprar discos que para mí han sido claves en algún momento de mi vida.

¿Con qué grupo o artista os gustaría tocar o grabar?

RAMÓN: Es una pena que Rush ya no exista desde 2018 porque si no, lo hubiera dicho sin ninguna duda. Pues entonces diré King Crimson. Agent Fresco, valga la redundancia, son un grupo muy fresco y genial y también colaboraría con ellos. Pero no me cierro a nada: he aprendido algo nuevo de casi todos los músicos con los que he tocado.

JAVI: Uf, esto es dificilísimo de elegir (risas). Pero sin duda, un músico por el que daría un ojo por trabajar con él es Matt Gartska.

¿En qué estudio os gustaría grabar un disco?; ¿algún productor que os motive?

RAMÓN: Hay muchos productores que me llaman la atención, aunque, por mi parte, también me gusta producir mis propios temas. Entonces lo que estaría muy bien sería co-producir: una relación simbiótica en la que tanto yo como la(s) otra(s) persona(s) podamos aportar ideas para un mejor resultado. Pero vamos, la principal cualidad que busco en alguien externo que nos ayude en la producción es que haya buen rollo, que es para mí lo más importante. Y ahora mismo con Ernesto tenemos eso así que estoy muy satisfecho porque somos colegas y nos llevamos muy bien; eso en los discos se nota: si músicos, productores y técnicos se entienden, el resultado es mucho mejor.

¿Próximos planes del grupo?

RAMÓN: Pues el plan más inmediato es terminar el disco. Vamos ahora por la

mitad, así que nos quedan unos cuantos meses todavía porque es un disco muy largo (risas), pero bueno, lo terminaremos. Lo bueno es que los temas ya están compuestos y el proyecto encaminado: de los diez temas, llevamos cinco ya grabados; vamos relativamente bien. Luego, pues tenemos un par de fechas de conciertos cerradas ya. Hasta octubre creo que no vamos a tocar, pero bueno, la espera merecerá la pena, a partir de ahí ya buscaremos más. A mí lo que más me gusta de ser músico es tocar en directo; el disco es una cosa y el directo otra. Si están lo más cercanas posible mejor, pero son dos recursos que al final son un poco distintos, así que no puedo esperar para subirme al escenario, que tengo mono.

Aunque mientras tanto seguimos con el disco que también me gusta mucho y es necesario.

Muchas gracias 

 

Perfil en Linkmusic
Instagram
Facebook

Descarga gratis nuestra APP

app android

 

 

 

¿Eres músico o tienes una banda y quieres ser uno de ellos?

Regístrate en Linkmusic  (mediante Facebook/Twitter/ o usuario/contraseña) y añade un perfil gratuito de músico en nuestra plataforma,  luego envíanos un email.

Publicaremos vuestra entrevista próximamente en nuestro blog y compartiremos en RRSS (Facebook/Twitter/Instagram).

 

 

 

Linkmusic Team 

 

  

Give a Reply