Linze

Entrevista – Linze

Con más de 200 conciertos a la espalda y dos discos de estudio en los últimos cuatro años, Linze se ha consolidado como una de las bandas más prometedoras del panorama Rock nacional, situado en el sexto puesto de “Las 10 bandas destinadas a dominar la nueva Ola de Rock en España´´ (Mariskal Rock, 2020).

 

¿Cómo se formó el grupo?
Todo comienza allá por 2012, cuando tres vecinos de Boadilla del Monte (Carlos [bajo], Víctor [guitarra y voz] y Pablo [guitarra]) locos por la música y a punto de entrar en la etapa más efervescente de su vida, la adolescencia, creamos un grupo influenciados por los grandes iconos del rock de los 80’s, y con pocas pretensiones más que las de llevar los pitillos más ajustados y el pelo más largo de todos, comenzó nuestra aventura… Eran los tiempos de GUITARSTEEL, banda a la que se incorporaría meses más tarde otro vecino de Boadilla del Monte, nuestro batería José, junto al cual decidimos cambiar el nombre según nuestra evolución musical fue cogiendo el rumbo que nos trajo hasta el día de hoy.
Finalmente, el teclista, Diego, tardaría varios años en integrarse a la banda: no fue hasta 2019 cuando pudimos empezar a contar con su talento musical y desde entonces todo el mundo ha aplaudido la entrada del ‘’quinto Linze’’.
 
¿Cómo se eligió el nombre?
Poco tiempo después de formar la banda, y tras haber grabado nuestra primera maqueta de la mano de Félix Arribas -batería de Los Pekenikes- estos mismos miembros dejaríamos de cantar en inglés para hacerlo en castellano y, en una proyección hacia algo más “maduro” y menos “grupo de instituto”, decidimos cambiar el que hasta ese momento había sido nuestro nombre, “GUITARSTEEL”, por otro, cuyo origen tiene que ver con un desafortunado incidente en la casa de uno de los miembros, tras el cual fue preciso sustituir algunos de los elementos de seguridad del hogar… entre los cuales se encontraba una cerradura blindada de la marca “Lince”. ¡Que nombre tan propio para una banda como la nuestra!, pensamos: un animal de nuestra tierra, felino, y con una connotación existencial con la que nos sentíamos plenamente identificados a nivel musical: el “peligro de extinción”. Así que decimos que sería buena idea apropiarnos de él, pero con un ligero cambio que responde a partes iguales a un pequeño homenaje a Led Zeppelin y a un intento por no hundirnos en el vacío bajo el animal en los motores de búsqueda de internet: LINZE, con Z, y no con C.
Linze
¿Cuál fue el primer disco que os gustó escuchar?
¡El Revolver de los Beatles y My Generation de los WHO!
 
¿Lo último que habéis escuchado?
El McCartney III , David Bowie, y The Rutles.
 
¿Cuáles son los grupos que pueden definir un poco el estilo musical del grupo?
Lo cierto es que es difícil enunciar grupos concretos que “definan” nuestro “estilo musical”, porque varían en función de la época de la banda.
 
Así, mientras en nuestra adolescencia buscábamos sonar a Guns N’ Roses o Megadeth,durante los años de nuestro primer disco, Dame Más tuvimos una gran influencia de Led Zeppelin y Jimi Hendrix; sin embargo, en nuestro último trabajo de estudio, Hazlo Real , se pueden escuchar reminiscencias de Aerosmith, The Rolling Stones, The Black Crowes … A día de hoy, y en vistas a nuestro próximo proyecto, no conseguimos sacarnos de nuestra cabeza a nuestros ídolos incondicionales como los Beatles más experimentales, los Kinks de finales de los sesenta o The Who.
 
¿Qué es lo más raro, divertido o terrorífico que os ha pasado en un concierto?
Podríamos escribir un libro únicamente dedicado a esta pregunta… Pero por remontarnos a la anécdota más cercana: Estábamos tocando en las Fiestas de Boadilla del Monte de 2019, delante de varios miles de personas cuando, al comienzo de la última canción, y a puntito de culminar el show con el bis, a mí (Pablo) me dejó de sonar repentinamente la guitarra, sin razón aparente. “¡Pues estoy jodido!”, pensé. Porque lo que no iba a hacer, evidentemente, era quedarme haciendo playback durante una canción en la que, además, yo mismo protagonizaba el solo… ¡el solo! E iba a ser notorio tanto el fallo técnico, como clamorosa la estafa interpretativa. Así que tuve que improvisar un modo de “salvar” mi actuación en la recta final del concierto, para no quedarme quieto y parecer imbécil, pero de una forma en la que tampoco terminase deseando haberme quedado quieto. Entonces pensé que ponerme a bailar al más puro estilo “Chuck Berry” era lo que a mí me resultaba más natural y “cómodo” (por decirlo de alguna manera). Pero, no contento con eso, decidí que el público debía vislumbrar mejor mi surrealista actuación, y me subí a continuar el espectáculo sobre la banqueta de la batería del grupo cabeza de cartel… que resultaba ser nada más y nada menos que Efecto Pasillo. Tengo entendido que a un miembro de su equipo no le sentó del todo bien ¡Y no es para menos! Pero, en fin, había que “salvar el pato”.
 
¿Desde cuándo sabéis que queréis tocar?
Todos, prácticamente desde pequeñitos (algunos antes, otros después) teníamos alguna suerte de aspiración relacionada con la música: Víctor y Pablo hicieron su primera “banda” con 7 años, a nombre de “Guitarra Inoxidable”. Daban conciertos en el jardín de su urbanización con las guitarras españolas que les compraron sus padres – de los que, por cierto, extrajeron como fuente primaria el gusto por la guitarra: de uno por ser guitarrista flamenco profesional, y de otro porque no faltaba ni uno solo de los must have de la guitarra blues en su salón – y tocaban canciones en castellano, compuestas por ellos mismos y con los dos únicos acordes que alcanzaban a tocar (uno de ellos era el Mi, eso seguro); Carlos quiso empezar a tocar el bajo desde chaval, porque la guitarra la tocaba “todo el mundo”, y eso no resultaba ser tan original, así que se decantó por las cuatro cuerdas para distinguirse del rebaño; José hacía ritmos con cualquier útil voluminoso y hueco que encontraba por casa cuando aún era un crío – y la influencia que recibió de su abuelo en relación con la percusión, daría para responder a otra pregunta –; y Diego empezó muy pequeño con el piano, tenía buen oído y era capaz de sacar las piezas que más le gustaban, así que a los 14
años comenzó a tocar en grupo, improvisar, componer, de manera que ese mundo le invadió y cambió su modo de ver la música. Dejó de ser un simple intérprete, y descubrió que podría usar nuevos sonidos y llegar más lejos por este camino que en solitario.
 
Cuando erais más jóvenes ¿Qué tipo de música os gustaba escuchar?
De niños nos criamos escuchando lo que nos ponían nuestros padres y nuestras hermanas mayores; Maceo Parker, Los Chunguitos, The Beatles, The Who, Pereza, Camarón, Dave Brubeck, Paco de Lucía… desde luego una enseñanza ecléctica. Como hemos mencionado antes, durante la primera “etapa” de la banda, las influencias musicales diferían en cierto modo entre los integrantes del grupo… pero fundamentalmente bebíamos del heavy metal y del rock estadounidense de mediados de los ochenta: de Megadeth y Metallica a Kiss, pasando por Guns N’ Roses. Desde luego, el ser un adolescente enfadado con el mundo favorecía escuchar ese tipo de música, que motivaba a correr y a romper cosas a partes iguales.
 
¿Erais afines a los gustos musicales de vuestros padres y/o hermanos mayores?
Depende del miembro del grupo al que le preguntes.
Víctor, Pablo y Carlos sí que han tenido una fuerte influencia musical por parte de sus padres y familiares: en el caso de Víctor en lo que se refiere a la música flamenca por parte de su padre, los clásicos imprescindibles del pop británico de los sesenta por parte de su tío y a los artistas de rock más contemporáneos por parte de sus hermanas; en el caso de Pablo, los clásicos del rock de los setenta y del blues de siempre que su padre escuchaba en casa, son fundamentales para entender sus principales influencias; y en el caso de Carlos, el rock nacional por parte de sus padres y el punk más contemporáneo por parte de su hermana tienen mucho que decir en sus primeras referencias musicales.
Por otro lado, miembros como José o Diego no han bebido demasiado de los gustos de sus ascendientes… por no decir nada: sus influencias las han “construido” ellos mismos a base de explorar y descubrir, lo cual tiene bastante mérito, porque han tenido que hacer mucho más trabajo de “investigación”.
 
¿Os imagináis antes el veros como estáis aquí y ahora?
Es curioso porque, al inicio de cada nuevo año, siempre nos decimos: “este va a ser nuestro año”. Y, al final, acaba resultando ser mejor el siguiente. De hecho, realmente llegamos a pensar que el pasado año 2020 sería, definitivamente, “nuestro año” (teníamos cerradas fechas para nuestro debut en Reino Unido en Londres… ¡en Londres! Y conciertos con artistas de rock nacional de primer nivel). Al final, la obsesión por mejorar año tras año de manera progresiva y exponencial, es lo que ha hecho que, tras 8 años de ensayos todas las semanas, y de conciertos todos los meses, tengamos a nuestras espaldas más de 200 actuaciones en directo, varios trabajos en estudio, e innumerables experiencias inolvidables… pero, en última instancia, lo más valioso, lo que es un verdadero tesoro, lo que mucha gente pagaría por tener, es disponer de un grupo de mejores amigos con el que tocar la música que amas escuchar, y trabajar en un hermoso proyecto musical en el que inviertes cada segundo de tu tiempo libre. Y al final, de un modo u otro, los temas continúan saliendo, la gente sigue yendo a tus conciertos, y la empresa es cada vez más sostenible.
Ahora, con nuestro último disco Hazlo Real, en el que hemos alcanzado un nivel musical muy potente que responde bien a nuestro directo, y con la creación de contenido audiovisual en redes que poco a poco va rodando con más éxito, vemos este 2021 con un potencial sin precedentes en nuestra carrera.
 
¿De qué manera pensáis que las RRSS actualmente influyen en la música?
Hoy en día, el panorama cultural en general, y el musical en particular, no se entienden sin el imprescindible pilar de las redes sociales: la música ya no entra sólo por los oídos, sino también por los ojos. Y si no lo ves, o no lo quieres ver, tu proyección se verá seriamente limitada.
Esto lo han entendido mejor que nadie los artistas comprendidos dentro del fenómeno del trap, porque han trasladado a las redes sociales y han incorporado a su contenido audiovisual todo el descaro y el aspecto performativo que antes se daba, fundamentalmente, en el directo (y si acaso en alguna que otra foto en las portadas de los LP). No estás vinculado únicamente a un estilo musical, sino a una estética, a un personaje, a una actitud… Y así hay que entender la música hoy, para bien o para
mal: crearla en sonido, y proyectarla en imágenes.
 
LinzeRecomendadnos una peli, serie o un libro
¿Películas? Un clásico imprescindible: “Quadrophenia”. Una biografía divertida y frenética sobre una banda de rock: “The Dirt” (que es a partes iguales una mezcla entre “Spinal Tap” y “El Lobo de Wall Street”), y ‘’The Rutles: All You Need is Cash’’, donde la banda sonora creada por Neil Innes va mucho más allá de ser una mera parodia a The Beatles.
 
¿Qué o quién os inspira para crear vuestros temas?
A nivel “musical”, es evidente que los grandes compositores de referencia en lo que a nuestro espectro musical se refiere tienen mucho que decir. A Víctor últimamente McCartney le está ayudando mucho, por ponerte un ejemplo… aunque podríamos decir decenas más.
A nivel “dramático”, no hay fuente más rica de la que beber que tu propia vida: las personas de las que te rodeas, las experiencias que vives con ellas y los sentimientos que afloran de estas. Es increíble lo extraordinarias que resultan las cosas aparentemente “cotidianas” … solo hay que dejarlas madurar lo suficiente para revestirlas de la trascendencia que realmente tienen. Y nuestras aspiraciones, por supuesto: las metas son sin duda un combustible prácticamente inagotable de creatividad.
 
¿Cómo os repartís la creación de vuestros temas?
Realmente la creación de los temas no es una cuestión a “repartir”. Componer una pieza musical es algo tan misterioso que parece imposible encontrar la fórmula al respecto, si bien Víctor canaliza todo lo que vive y ve a través de componer y eso propicia el hecho de que la mayor parte de las canciones sean suyas, el trabajo conjunto de un tema en la sala de ensayo es una de las cosas que más nos divierten con diferencia. Todos tenemos algo que contar y una forma de hacerlo, por eso cuando uno de los miembros de la banda lleva a la “mesa de operaciones´´ una canción y todos empezamos a trabajarla, obtiene como resultado un tema de LINZE.
 
¿Último concierto que habéis visto?
Buena pregunta… Cómo últimos espectáculos en directo memorables a los que hemos asistido, podríamos mencionar a Rod Stewart y a Los Zigarros.
 
¿En qué festival o sala os gustaría tocar?
Hemos tenido la suerte de patear muchas salas en estos ocho años, entre las que cabe mencionar con gran cariño y buenos recuerdos a Galileo Galilei, Siroco, Café La
Respecto a festivales, y con esperanza de que pronto termine la pesadilla del Coronavirus, podríamos citar varios grandes festivales a nivel nacional… como Montgorock, Boarock o MadCool.
 
Una banda española y poco conocida por el público en general que os guste
Nuestros compañeros de Treinta Grados tienen una propuesta musical muy interesante y fresca: música hecha con muy buen gusto y para disfrutar.

¿Qué opináis de los circuitos de música en directo en España?
Es complicado, y aunque llevamos muchos años recorriéndolos nadie nos ha regalado nada, en primer lugar, en ciudades grandes como Madrid y Barcelona predomina el sistema de alquiler de sala, a través del cual la banda se expone a hacer una gran apuesta económica que después espera recuperar con la venta de entradas.
Por otro lado existen salas que aún contratan a los músico, y muchas otras que van a comisión, pero una cosa está clara, a diferencia de décadas atrás donde uno se daba a conocer a gente nueva yendo a tocar a un sitio abarrotado, ahora depende casi al 100% de la banda el aforo del local y salvar los muebles, es decir, que el músico se encarga de llenar la sala de público.
 
¿Qué música escucháis cuando vais de gira?
La verdad es que un poquito de todo. Los viajes tienen lugar en lapsos de tiempo durante los que hay momentos para todo tipo de música: Desde lo más propio de un viaje como Allman Brothers o Eagles, Creedence Clearwater, o América, hasta Simon & Garfunkel, pasando por Tame Impala, Vicente Amigo…
 
¿Sois unos clásicos y escucháis vinilos o CD, o estáis streamingizados?
Tenemos grandes colecciones de vinilo y discos en nuestras casas, pero obviamente las facilidades que te da la tecnología digital en cuanto a portabilidad de la música son inigualables. Ir por la calle escuchando música no puedes hacerlo con un vinilo.
Eso sí, tiene su gracia comprar un vinilo, ir a tu casa, tomarte un whiskey, fumarte un cigarro y ponerlo a rodar… eso tiene su gracia. Y, de hecho, cuando nos reunimos, solemos tirar más de vinilo que de plataformas de streaming si tenemos un tocadiscos a mano: en casa de Carlos siempre hay un buen título de Bowie del que tirar, en la de Víctor no faltan los imprescindibles de The Who, en la de José el rey es Sinatra…
 
¿Con qué grupo o artista os gustaría tocar o grabar?
Hay mucha calidad en el panorama musical a nivel nacional. Por influencias, podríamos decir Los Zigarros, Sidecars, Sidonie… o incluso Leiva.
 
¿En qué estudio os gustaría grabar un disco?
En El Lado Izquierdo o Estudio Uno
 
¿Algún productor que os motive?
Dany Richter, es el dueño del estudio El Lado Izquierdo, donde tanto nosotros como artistazos de la talla de Christina Rosenvinge, Rufus T Firefly, Cupido, Desakato… graban sus discos. y como no, Josu García. Hemos tenido la oportunidad de grabar un tema y producirlo con él, y ha sido una de nuestras grandes experiencias, y no sólo a nivel musical, en el estudio, sin duda alguna. Mucho que aprender.
 
¿Próximos planes del grupo?
Hemos asumido que las circunstancias en las que nos encontramos, ya no pueden ser calificadas de “excepcionales”. Son nuestra realidad ahora, y tenemos que aprender a vivir con ellas. Y eso significa adaptarse y progresar: adaptarse porque, dado que no podemos explotar el terreno en el que nos encontramos realmente cómodos y en el que más éxitos hemos cosechado hasta ahora, el directo, tenemos sacar “tajada” de otros campos en los que hasta ahora no nos sentíamos tan cómodos y no sabíamos exprimir adecuadamente, las redes sociales; y progresar porque, precisamente por lo anterior, estamos obligados a manejarnos en un entorno que nos es más ajeno, pero que tiene un enorme potencial.
Así, los “próximos planes” del grupo podrían desdoblarse en tres niveles: a nivel de conciertos en directo, porque pretendemos dar todos los espectáculos que nos sea posible, con el fin de seguir promocionando nuestro último disco Hazlo Real (el próximo en abril, en nuestro querido Café La Palma de Madrid); a nivel de redes sociales porque, a propósito de Hazlo Real, estamos muy implicados en la creación de contenido audiovisual que pueda resultar atractivo de cara a llamar la atención de nuevos oyentes (nuestro último videoclip, “Nena No Puedo Parar”, es un ejemplo claro); y a nivel de creación musical, porque todo el tiempo que no invertimos en preparar un directo, lo invertimos en prepararnos para el estudio y para un, por ahora inexistente, pero seguro, tercer disco.

Perfil en Linkmusic

Descarga gratis nuestra APP

app android

 

 

 

¿Eres músico o tienes una banda y quieres ser uno de ellos?

Regístrate en Linkmusic  (mediante Facebook/Twitter/ o usuario/contraseña) y añade un perfil gratuito de músico en nuestra plataforma,  luego envíanos un email.

Publicaremos vuestra entrevista próximamente en nuestro blog y compartiremos en RRSS (Facebook/Twitter/Instagram).

 

 

 

Linkmusic Team 

 

  

Give a Reply